En Gran Bretaña, en la década de 1880, comenzó a haber un problema público muy fuerte llamado histeria femenina

El médico británico Joseph Mortimer Granville descubrió que si acariciaba manualmente a sus pacientes femeninas hasta que alcanzaran el orgasmo, lograba que las mujeres recuperaran su salud de formas magistrales.  

Ahora se le conoce como "el padre del vibrador", por haber inventado el primer vibrador de baterías. La meta era usarlo en el consultorio médico como una herramienta terapéutica en el tratamiento de «paroxismo histérico», que consideraba el deseo sexual femenino reprimido como una enfermedad

Las mujeres que despertamos a nuestra vida sexual muy jóvenes pudimos experimentar orgasmos antes de verlos en las películas. Pero hay millones de mujeres en el mundo que basan su sexualidad en imitar de alguna manera lo que han visto. Y el orgasmo verdadero, no es como en las películas porno.  

Esas mujeres gritan y hacen movimientos exagerados con la intención de que sus parejas se sientan super héroes y los orgasmos verdaderos no son así. El orgasmo es una experiencia interior, a veces puede llegar a ser insonora o no.  

¿Por qué hablo de esto? Mi intención al hablar de este tema es que las mujeres entendamos que el orgasmo es nuestra experiencia. Que nuestra atención este en nosotras y no en que nuestra pareja piense tal o cual cosa o en cómo mandarle información a su ego de macho. 

Cuando nos conectamos con nuestro interior, automáticamente conectamos con el interior de nuestra pareja, y eso hace que la experiencia sea realmente extática y no un show pornográfico.  

A fortalecer nuestro piso pélvico

Algo que ayuda mucho a la intensidad del placer al hacer el amor es el fortalecimiento de nuestro piso pélvico. Más placer para él, también para nosotras. Orgasmos más largos y más intensos ayudan también a problemas de eyaculación precoz. Además de que es muy saludable para evitar problemas de incontinencia urinaria.  

Los ejercicios de Kegel son muy útiles, incluso ya venden muchas herramientas como las Bolitas de Ben Wa para hacer los ejercicios. Los ejercicios consisten en apretar y soltar, apretar y soltar esos músculos a manera de fortalecerlos. Para localizarlo ayuda practicar cuando hacemos pipí, el músculo que utilizamos para detener la orina.