Cuando hay propuestas donde se encuentran muchas diferencias de opinión y unos dicen unas cosas y otros otra, trato de armar mi propio criterio de acuerdo a lo que me suena lógico o no. Algunos estudios han asegurado que el uso frecuente de antitranspirante podría propiciar el desarrollo de enfermedades como el cáncer. Los expertos no se han puesto de acuerdo por lo que sólo piden “precaución” en su uso.

Los antitranspirantes contienen sales de aluminio, con lo que buscan reducir el sudor que generan las glándulas en las axilas. Un grupo de científicos de la Universidad de Keele -Reino Unido- publicó un informe que, en lo personal, lo siento muy alarmante, que relacionaba el uso de antitranspirantes con la posibilidad de desarrollar un cáncer de mama. El estudio revelaba que 17 mujeres se sometieron a una mastectomía, la cual dejó como resultado un alto contenido de aluminio en los tejidos mamarios.

A partir de ese estudio, el Instituto del Cáncer de Estados Unidos (NCI) tuvo que salir al frente de esos informes para aclarar que ni ese ni otros estudios “relacionaban el uso de antitranspirantes en las axilas con el cáncer de mama” y que “sus resultados eran contradictorios”. José Antonio Villegas, doctor en medicina y miembro numerario de la Academia de Medicina de Murcia, en España, asegura que “la toxicidad del aluminio es un hecho demostrado”, pero que no por ello debe tomarse el uso del antitranspirante como una causalidad directa de la aparición de un cáncer de mama, “el uso de antitranspirantes de forma continua podría ser un factor que, unido a otros muchos factores, podría favorecer la aparición del cáncer de mama”, aclara Villegas.

Por otro lado, los desodorantes sólo se encargan de eliminar las bacterias que causan el mal olor del sudor. Pero entonces ¿a quién le creemos?

Nuestro cuerpo y mi opinión

Las glándulas sudoríparas son unos tubos que, por medio de los poros, ayudan a segregar el sudor. Existen unas 600 glándulas sudoríparas por centímetro cuadrado de piel, son algo así como el conducto de salida de toxinas del cuerpo. Uno de los lugares donde hay mayor concentración es en las axilas, así como en las palmas de las manos y las plantas de los pies.

Eso me lleva preguntarme, ¿será que, al usar antitranspirante, independientemente del aluminio, al tener la intención de no sudar, estamos de alguna manera bloqueando los conductos? ¿Entonces si no salen esas toxinas, si no encuentran escape, se quedan en el cuerpo?

Yo por si si, jaja, uso desodorante. Al principio por el cambio me sentía un poco incómoda y batallé un poco más sobretodo cuando estaba nerviosa o tensa. Pero, con el tiempo, ya no tengo ninguno. El desodorante que me gusta es el de ecobutik.com, les dejo la liga por si les interesa probarlo.