¿La moda, los medios de comunicación, los avances tecnológicos podrían estar provocando problemas de placer sexual? 

Las mujeres en la actualidad tenemos muchísima presión. Nuestro físico, la edad, nuestra profesión, la falta de compromiso y/o la sensación de competencia con nosotras por parte de los hombres, hacen cada vez más difícil que las parejas funcionen. Todas queremos ser amadas, pero cada día es más difícil encontrar personas que tengan relaciones de pareja sanas y gratificantes, ¿qué nos está pasando?  

Por donde miremos, en redes sociales, en revistas y programas de tv, vemos más y más cuerpo perfectos, caras perfectas, con ropa y zapatos perfectos, y eso hace que cada día nos alejemos más y más de nuestra propia imagen de perfección de nosotras mismas.  

Los avances tecnológicos con respecto a la belleza física son alarmantes. Con tratamientos invasivos que prometen la eterna juventud, hasta cirugías estéticas donde prácticamente pueden convertir tu cuerpo en uno completamente distinto: Busto, liposucción, pantorrillas, cirugía de nariz, hasta pectorales, glúteos, etcétera.

El cuerpo perfecto y el autoestima

Los cuerpos naturales que no tienen esas proporciones, son cuerpos poco reconocidos, no atractivos o incluso juzgados muy duramente, los cuales provocan grandes problemas de autoestima en quienes los portan. Esas inseguridades al estar en momentos de intimidad se convierte en problemas sexuales, la vergüenza es la asesina del placer.

Las mujeres somos extremadamente críticas con nuestro cuerpo, vemos todos los defectos que las demás personas ni siquiera sabían qué existían. Es muy triste que nosotras seamos capaces de ver más lo malo que lo bueno. 

Yo viví muchos años con problemas de desorden alimenticio, donde siempre buscaba más y más “perfección”. Ahora soy mucho mayor, mi tono y “perfecciones” distan mucho de lo que eran, pero ahora que me acepto como soy me gusta mucho más lo que veo, dejar de juzgarme, aceptarme y amarme me ha llevado a que me encante lo que veo en fotos o en el espejo.  

Nuestro cuerpo es perfecto en sí y no tenemos que hacerle nada para que se parezca a otro cuerpo que según nosotros es más bonito que el nuestro. Por eso cuando las mujeres comienzan a hacerse cirugías, en algunas ocasiones, no paran porque la sensación es que cada día se alejan más de la aceptación, por lo tanto no se gustan.

Ser dueños de nuestro propio placer

Por otro lado, nos han llenado de imágenes sobre ideas de lo que es una mujer buena en la cama. Nos obligan a hacer algo así como un performance que nos distrae de nuestras sensaciones y nos excluye de disfrutar de esos momentos mágicos con la idea de que nos veamos como una experta en la cama.  

Yo sí he fingido tener un orgasmo con la intención de que mi pareja crea que mi conexión conmigo es de primer nivel o para hacerlo sentir importante o con la intención de que termine esa experiencia de la cual estoy completamente desconectada

Por eso me parece muy importante que las mujeres aprendamos a comunicarle a nuestra pareja lo que nos gusta, ellos no son adivinos. Y que aprendamos, que al tener una relación sana y positiva con nuestro cuerpo, es una manera en la que podemos ser dueños de nuestro propio placer.