¿Crees que como sociedad tenemos la obligación de ser responsables socialmente? A mí me gusta más pensar que más que tener una obligación tenemos la oportunidad de ser conscientes del impacto que tienen nuestros actos en nuestra sociedad y de cómo contribuyen en nuestro futuro. 

Durante muchos años creí que mi trabajo como ciudadana era hacerme cargo de la crianza de mis hijos, respetar la reglas y nada más. Y si bien he contribuido de forma económica en algunas fundaciones que ayudan a los niños, fue hace poco que entendí el impacto que puede tener en mi vida, mi corazón y mis emociones el ser parte de diferentes organizaciones con la finalidad de ayudar a los más necesitados

Mi intención, por medio de esta sección, es ayudar a que más personas se enriquezcan ayudando. Puede sonar contradictorio, pero no lo es: Ayudar, dar tu tiempo, dinero, conocimientos, talentos, etcétera, a las demás personas, hace que nuestra vida se llene de alegría, paz y amor

Tiende una mano amiga

Al dar, en realidad, recibimos. Cuando das, tienes la enorme oportunidad de darte cuenta de lo que tienes y de esa manera poder sentirte agradecido.  

Muchas veces queremos hacerlo y no sabemos cómo, por eso aquí compartiré contenidos contigo de diferentes organizaciones que tienen toda la experiencia en hacerlo. Y también es importante que sepas que los conozco y que sé que lo que tú aportes realmente será canalizado con transparencia a la población más vulnerable de nuestro país. 

Por eso te invito a que formes parte de esta red de ayuda que contribuirá de formas inimaginables a nuestro bienestar. Gana el que recibe, pero gana mucho más el que da.