“Otro rollo” fue un programa de comedia y variedades que se transmitió con muchísimo éxito en México y latino América por 12 años. Rompiendo ratings de audiencia constantemente y colocándose como el programa más importante de la década.

El programa era muy exitoso, nos iba muy bien, no necesariamente de dinero como muchos creen, por lo menos a todos, pero yo estaba muy feliz de ser el co-conductor de ese programa, además de ser uno de los tres productores.

Un día, me avisaron que el periódico Reforma había sacado una lista de los mejores conductores de México, yo estaba muy feliz y emocionado de poderla leer.

Cuando algo me emociona mucho,  trato de irme a mi casa para que nadie me interrumpa, y así trato de disfrutarlo al máximo.

Llegue, me hice un cafe, me senté y abrí el periódico para ver yo en qué número estaba.

Yordi,  "el de Adal"

Eran 20 conductores.

Sabía que Marco Antonio Regil y Adal Ramones eran los más famosos en ese momento.

Por lo que sospechaba que no estaría en los primeros 5, pero pensé que entre el 5 y el 10 seguro estaría.

Incluso puse una hoja blanca para ir destapando uno a uno. Me hice mi propio juego para ir viendo los lugares.

Fui destapando uno a uno, y no estaba.

Estar después del 10 no me ilusionaba tanto pero igual seguí descubriéndolos, para finalmente darme cuenta que no aparecía en la lista.

Por lo tanto, no me consideraban en ningún lugar de los 20 mejores conductores de México cuando nuestro programa era el programa llevaba varios años en primer lugar. 

Ahí me di cuenta que la gente me ubicaba como Yordi el de Adal.

La lista en el periódico me lo estaba dejando claro.

Entonces me empecé a preocupar

Quitarse la sombra de una persona como Adal que es una persona con un gran talento, muy extrovertido iba a ser muy difícil. Pero no imposible, pensé.

En ese momento tuve que decidir hacer mi propia carrera.

Mi propio programa

Empecé a escribir libros sabiendo que me iba a ayudar mucho a crear mi propia carrera.

Pero también necesitaba hacer mi propio programa si pretendía ser considerado un buen conductor.

Por eso, comencé a crear el programa de “Está Cañón”.

Si bien se transmitirá solo en Unicable, que era un canal más chiquito, yo sería el conductor principal por lo que tendría la oportunidad de demostrar quién soy y lo que soy capaz de hacer

Adal, era mi amigo, pero también tenía que abrir mi propio camino profesional por lo que hablé con el y le dije:

-Te quiero muchísimo, pero quiero que veas que estando a tu lado, no hay manera de que me vean a mi.
Respeto tu talento pero quiero que también conozcan el mío.
Y siento que es una sombra muy grande la que me generas.

Su respuesta me sorprendió.  Fue muy empático, y me dijo:

-Te entiendo perfecto, ¡Cuenta con mi apoyo!

Pero cuando se empezaron a poner las cosas más serias fue cuando  le dije:

-Cuando acabe Otro Rollo, me voy a ir.

Me respondió:

-Cuando acabe “Otro Rollo”, podemos hacer otro programa juntos.

Mi respuesta fue:

-No, ya no voy a hacer ningún programa contigo.
Mientras esté contigo siempre seré Yordi el de Adal, y yo necesito ser Yordi el de Yordi.

Juzgando por su cara, pensó que yo estaba jugando.

Y era de entenderse, porque éramos un equipo.

Todos estábamos conscientes que gran parte de el éxito que habíamos tenido, era por la forma en la que trabajábamos juntos.

El intentó convencerme diciéndome:

Pero es que vas a ganar mucho menos,  quién sabe si le va a ir bien a tu programa.
Ve, inténtalo, yo te apoyo con todo, pero en un tiempo regresamos a hacer otro rollo.

A la boca del lobo

Yo no sabía como me iba a ir,  no sabía si sería un fiasco, si jamás volvería a a tener éxito en la tele, no tenía idea.

Pero lo que si sabía, es que pasara lo que pasara, me quería arriesgar e intentarlo.

Prefería darme cuenta de que no soy bueno en mi trabajo, de que no tenía talento, que por miedo, no intentarlo.

Sabía que había la posibilidad de que todo el éxito fuera un paraguas del éxito de Adal, pero algo dentro de mi me decía que no podía seguir siendo su sombra.

Un salto de fe

Ese ha sido el más grande salto de fe que he dado en mi vida.

Aunque no tenía garantías, algo me hacia estar 100% seguro de mi decisión.

Renunciamos 3 veces a Otro Rollo porque no podíamos de cansancio, hasta que nos aceptaron la renuncia, un año antes yo había empezado “Esta cañón" por lo que seguí al aire con mi propio programa.

Al principio, varias personas cercanas de la producción me decían:

-No va a funcionar,  no lo vemos bien… 

Con un poco de miedo, intentaba hacer caso omiso a esos comentarios xq en el fondo sabía que me la tenía que jugar.

Ese programa lo hice con mucha ilusión, y con la misma pasión que hacia “Otro Rollo” solo que teníamos muchísimo menos presupuesto, el foro era mucho más chiquito.

Sin embargo, ¡era más yo que nunca! Y eso me hacía sentir muy feliz.

Por eso siento que la vida me recompensó, porque toda esa entrega se tradujo en en una buena respuesta de la gente por eso estuvimos 10 años al aire también con mucho éxito.

Tiempo después, Adal regreso con un show que se llamaba “Adal el show “ donde estaba todos los de “Otro Rollo”.

Durante varios años me siguió insistiendo en que él y yo regresáramos a trabajar juntos, pero mi decisión era indiscutible……

Ahora me va muy bien gracias a Dios, por lo que agradezco haber preferido aventarme al vacío, que quedarme en ese peldaño tan chiquito donde estaba.

Canal de YouTube: https://www.youtube.com/user/YordiRosadoOficial

Sígueme en Instagram: https://www.instagram.com/yordirosadooficial/