Nunca te tomes nada personal, aunque sientas que te hicieron mucho daño, en la medida que alguien te lastimó, ese alguien se lastimó a sí mismo. El problema no es contigo, es con su propia persona. 

Tenemos que quitarnos la idea de que las personas que nos hicieron daño van por la vida tranquilas y como si nada. La gente es experta en aparentar. Algunos dicen cualquier cantidad de mentiras que ya hasta se las creen.

Y eso, el creer que nosotros nos quedamos rotos, dolidos, con problemas y que ellos, no sólo se salieron con la suya si no que hasta la vida les sonríe, no sólo es una mentira, si no que hace que nos llenemos de más enojo, de ira y de rencor y que vivamos crucificándonos y culpándonos por lo que nos hicieron.

¿Por qué parece que quien daña recibe recompensas? ¿Por qué esa pareja que se portó muy mal con nosotros al poco tiempo le vemos como si nada con alguien más? ¿Y nosotros dolidos y temerosos de volver a enamorarnos y exponernos a que otra vez nos rompan el corazón?, pasan los años y seguimos solos ¿por qué? ¿Dónde esta la justicia? Nos preguntaremos esas y muchas más cosas.

Mira la vida con otros ojos

Lo que más nos conviene es ver la vida con otros ojos. El que es rico no está recibiendo un premio de la vida por ser buena persona; el tener mucho dinero parte de sus desafíos. Generalmente la gente con el dinero se pierde y les cuesta más trabajo encontrar la verdadera riqueza de la vida, el dinero puede ser un obstáculo en sus vidas.

Hay gente que usa el dinero para hacer cosas maravillosas, para ayudar a la gente. Es más fácil entenderlo cuando piensas en Bill Gates, que fue el hombre más rico del mundo hasta que decidió donar casi toda su riqueza para ayudar a las personas. Ahí nos podemos dar una idea de lo que realmente hace feliz a una persona que podía comprar todo lo que quisiera en el mundo.

Conozco a muchos millonarios que no podrían estar más desconectados de sí mismos. Tener pareja no es sinónimo ni de amor, ni de bienestar, ni de valor. La mayoría de la gente tiene pareja porque no saben estar solos, desgraciadamente hay muchas más parejas codependientes que amorosas de verdad.

Lo que realmente importa

Pero lo que sí puedo decir es que no hay nada más rico y valioso que saber que hiciste lo correcto. Tu integridad es de lo más importante de tu vida como una fuente de felicidad. No permitas que las personas que te lastimaron te engañen restregándote en la cara lo felices que son. Obsérvalos ¿Qué dicen sus actos? ¿Son de amor? ¿Qué dice su cara y su cuerpo? ¿Se ve pleno? ¿Saludable y feliz? Ahí es donde tienes tus respuestas, a veces aunque te esté llevando la fregada sabes que estás en el camino correcto. 

Una persona verdaderamente feliz no tiene ganas ni necesidad de estar fregando a nadie. Por eso te digo: Sé agradecido, no desistas, sigue adelante y confía, lo mejor está por venir. Gracias por inspirarme...