Nuestra relación con el dinero no se basa en qué tanto dinero tenemos, sino en la forma que lo usamos o en que él nos usa

Conozco personas de mucho dinero que son incapaces de invitar un café y por el contrario, personas que viven con lo justo pero que te comparten de lo poco o mucho que tienen muy amorosamente. 

La forma en la que te relacionas con el dinero es la forma que te relacionas con la vida

Si sales por primera vez con una persona que no es capaz de invitarte una comida, de la misma manera será incapaz de compartir o de su tiempo y/o su amor contigo, o si una persona despilfarra su dinero, es porque no le da valor, por lo tanto, tampoco te lo dará a ti.

También hay personas que les gusta comprar a la gente, que pagan y pagan cosas, porque eso los hace sentir importantes. Esa actitud también te habla de sus carencias y sobre todo, te dice que para esa persona, aparentar siempre será lo más importante

Creer que uno vale de acuerdo al dinero que tiene, creer que es lo más importante en la vida o que eres más feliz que los que tienen dinero, son indicativos de que tu relación con él es enferma y que lo que más te conviene es sanarla.  

Mejora tu relación con el dinero y mejorarás tu vida

El dinero es un instrumento, si es usado para el bien, te irá bien. Comparte lo mucho o poco que tienes con los demás sin pedir nada a cambio y ten la oportunidad de conocer el rico sabor de la generosidad, porque cuando una persona tiene una relación sana con el dinero, el dinero no le faltará en su vida.