Desde pequeños nos han bombardeando con millones de imágenes, campañas, videos de “¡Viva la familia!”, nos han bañado de información de que la familia es primero, que la familia es antes que nada, que unir a la familia es lo más importante del mundo.

Y estoy de acuerdo que a nuestra familia nos unen nuestros lazos de sangre y la idea de la familia feliz está genial, cuando todos los miembros familiares se comportan a la altura es fácil mantener esa idea, ¿pero qué pasa cuando hay violencia y abuso por parte de algunos miembros?

Veo estos casos por todos lados, incluso víctimas de abuso sexual por parte de algún familiar que se callan, y no denuncian este tipo de actos con tal de no separar a la familia, sé de casos de muchos niños que fueron abusados y de adultos que protegen a sus abusadores por el simple hecho de ser su hermano, su tío, su primo o hasta su padre.

Me da escalofríos darme cuenta de todos los victimarios que le dan rienda suelta a su maldad, porque se sienten protegidos por la idea de que las familias deben de estar unidas bajo cualquier circunstancia. Padres y madres abusivas que controlan, se cuelgan, manipulan y maltratan a sus hijos con el discurso de que porque les dieron la vida son de su propiedad y, por lo tanto, tienen el derecho de hacer con su vida lo que se les pegue la gana, mientras que sus hijos sienten que no pueden hacer nada y, encima, que tienen la obligación de soportar esos tratos por el simple hecho de haber sido concebidos por ellos.

Y por otro lado hijos groseros, desafiantes que tratan a sus padres con violencia, mientras ellos también sienten que no pueden hacer nada porque son los hijos que les tocaron, que así como son los tienen que querer, y no sólo los solapan sino que mienten a los demás y se mienten a sí mismos con respecto al trato que les dan.

No te calles

Yo creo que nadie tiene el derecho de hacerte la vida miserable, aunque estés unido a esa persona por el lazo que sea. Sé del dolor que provoca ponerle límites a una persona que amas y también sé cómo las personas se vuelven mucho más violentas cuando lo haces, pero si sientes que alguna persona de tu familia esta abusando de ti, si cuando estás con esa persona te sientes incómodo, triste, enojado, aplastado, sobajado, entonces lo mejor que puedes hacer es alejarte de esa persona porque te está haciendo daño.

Es probable que si siempre te has callado, ese movimiento haga muchas olas, a lo mejor estás abriendo la caja de Pandora y va a salir mucha basura. Pero tienes que saber que tienes una única vida y que así como tú no puedes hacer nada para que la gente cambie y se comporte de otras maneras, tienes no sólo todo el poder sino todo el derecho de que alejarte de las personas que te hagan daño.

Cuídate mucho... y ámate, ámate mucho y cuando ya te ames mucho, ¡ámate mucho más!